Canfranc

Hablaros del entorno del albergue no nos resulta fácil. Son tantas las cosas que caracterizan a Canfranc Estación que corremos el riesgo de dejarnos algo. Canfranc Estación es un sitio imprescindible para cualquier amante de la naturaleza,  la historia y  los deportes.

Lo que si tenemos claro es por dónde empezar: lo que nos diferencia de otros sitios maravillosos del Pirineo, la Estación Internacional de Canfranc, impresionante edificio inaugurado en 1928, que da nombre a nuestro pueblo.

Canfranc Estación es, además,  paso de las dos rutas más importantes que cruzan el Pirineo: El Camino de Santiago  y la GR11, ruta que atraviesa los Pirineos de este a oeste.

En invierno, Canfranc Estación se convierte en el punto ideal para los deportes invernales. Estamos a menos de diez minutos de las estaciones de esquí alpino de Candanchú y Astún y de la estación de esquí de fondo de Le Somport. También podrás disfrutar de paseos con raquetas por nuestros senderos o para los más expertos, ascensiones a nuestras cumbres o escalada en hielo en la Cascada de Izas.

Si vienes a conocernos tendrás, también, la posibilidad de disfrutar de un entorno natural alucinante, disfrutando de los más de cien kilómetros de Senderos, perfectamente señalizados, que te permitirán hacer excursiones para todos los niveles y edades. Excursiones que te permitirán conocer las impresionantes construcciones antialudes de mitad del siglo XX, nuestras setas, ver a los Sarrios en su hábitat o subir cumbres como la Moleta, Collarada o Anayet.

Si a todo esto le sumamos que estamos a menos de media hora de Jaca, con su Catedral románica, la Ciudadela o la pista de Patinaje en hielo; o a media hora de San Juan de la Peña, con su magnífico Monasterio o del Parque nacional de los Pirineos Atlánticos, con su espectacular bosque de hayas, y muchos sitios más, veras que nuestro pueblo y nuestro albergue es un lugar que no te puedes perder.